Las legumbres han sido siempre consideradas como la mayor fuente de proteínas que le podemos meter al cuerpo. De hecho, es necesario incluir estos alimentos en nuestra base alimenticia para estar realmente sanos y no tener deficiencias que puedan afectar a nuestra calidad de vida. A pesar de todos los beneficios que tienen, muchas personas prefieren omitirlas de su dieta debido a su sabor, ya que prefieren comer carne o pescado.

Lo mejor de jugar a combinar alimentos es que el hecho de comer de un tipo no tiene por qué excluir otros, de hecho, podemos mezclarlos para que el sabor sea tan intenso como su calidad. Uno de los grandes manjares para los españoles –y en especial para los madrileños- es ese plato de callos con garbanzos que se te deshacen en la boca con tan solo probarlos. En este caso mezclamos las legumbres con una de nuestras carnes favoritas sin que nadie nos pueda decir que no comemos sano. Todo lo mejor se entremezcla en nuestro plato.

Las alubias –que incluso poseen aún más hierro que las lentejas-, poseen grandes cantidades de vitamina B, fibra soluble e insoluble, potasio, magnesio, fósforo, y, además, su aporte calórico es bajo. Pero nadie tiende a saborear las alubias solas sin unos acompañantes que nos hagan dejar la mente en blanco. Por ello, otro de los platos que ofrece Dapsa son sus majestuosos morritos picantones con alubias. Los que lo prueban no hacen más que repetir.

Las posibilidades de combinaciones son infinitas. Dapsa nos da algunas ideas pero aquí la creatividad también cuenta. Podemos coger ese maravilloso codillo y cocinarlo con nuestra legumbre preferida. El rabo estofado, la carrillada de vacuno o el estofado de la abuela también tienen la posibilidad de apartarse junto a nuestra favorita, todo es experimentar.

× ¿Cómo podemos ayudarte?